.

Historia de la Facultad*

A finales de 1996 y principios de 1997, una serie de cambios y propuestas se empezaban a gestar en la Universidad de los Andes desde el Consejo Académico y la rectoría, que para ese entonces ocupaba Rudolf Hommes Rodríguez. Aquella época de reformas y mejoras dentro de la Universidad permitió evidenciar y reiterar que la distribución de disciplinas entre las unidades académicas de ese momento podía no ser la apropiada; como era el caso de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. Así, con la intención de disipar la heterogeneidad entre los programas, y paralelamente disminuir el tamaño de la unidad, en enero de 1997 la Rectoría de la Universidad presentó una propuesta para dividir la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, lo que, a principios de ese mismo año, resultó en la creación de la Facultad de Artes y Humanidades —con los departamentos de Música, Humanidades y Literatura, Arte y el Centro de Estudios de Periodismo— y la Facultad de Ciencias Sociales, la cual agrupó a los departamentos de Antropología, Ciencia Política, Filosofía, Lenguas, Historia y Psicología.

No obstante, la historia de las ciencias sociales en la Universidad de los Andes se remonta a 1948, año de su fundación, o inclusive a los años anteriores cuando algunos visionarios, encabezados por Mario Laserna Pinzón, empezaron a concebir esta institución. En efecto, la misión de investigación de la Universidad planteaba un enfoque en las ciencias puras, las aplicadas y las sociales con el fin de “…darle un contenido al segundo de los principios básicos de la Universidad, que enunciaba que el desarrollo de la inteligencia humana debía aplicarse desveladamente al estudio y solución de los múltiples problemas de la existencia, para nuestro caso, de los problemas colombianos.” (pg. 71, Tomo I) —misión con la que aún se rige la Facultad de Ciencias Sociales. Bajo este ideal se desarrollarían programas de contenido humanístico, como los cursos de la Extensión Cultural, y se promovería la llegada a la Universidad de varias personalidades importantes para las ciencias sociales en Colombia, como lo son Ramón de Zubiría, Jaime Jaramillo Uribe, Luis Eduardo Nieto Arteta, entre otros, lo que supondría la base para la posterior formación de la Facultad de Filosofía y Letras.

La Facultad de Filosofía y Letras

El filósofo Ramón de Zubiría, quien se vinculó en 1955 a la Universidad como profesor de Humanidades, sería la persona a quien el rector Alberto Lleras Camargo le encargaría la misión de crear una nueva facultad de filosofía y letras. El programa, que empezaría a ofrecerse a inicios de 1956, fue diseñado por de Zubiría con el apoyo del vicerrector Daniel Arango, Tomás Ducay Fairen, profesor del Departamento de Humanidades, y Manuel José Casas Manrique, del Departamento de Lenguas Clásicas. De esta manera, con Ramón de Zubiría como decano, y aunque con apenas diez estudiantes matriculados, en 1956 iniciaría actividades la nueva Facultad abanderando los propósitos de “…renovar una tradición humanista colombiana […] y reincorporarla a las principales corrientes de la cultura occidental, y formar profesores de historia, de filosofía, de literatura y de lenguas para los colegios de secundaria, las normales, y para las universidades.” (pg. 231, Tomo I). Para esta primera etapa, la Facultad tendría la gran fortuna de contar con importantes personalidad entre las que se encontraban Andrés Holguín, Eduardo Carranza, Jaime Vélez, Fernando Charry Lara, Cayetano Betancur, Jorge Guillén y Danilo Cruz Vélez, quien en 1959 se vincularía como decano de la Facultad.

En adelante, la Facultad se caracterizaría por estar siempre presente en los debates ideológicos propios de la época y por incentivar espacios culturales y académicos como conferencias, conversatorios, seminarios y otro tipo de eventos.

La Facultad de Artes y Ciencias

La década de los sesenta trajo a la Universidad de los Andes procesos de reconfiguración y redefinición en relación con la gran misión de forjar profesionales integrales con una sólida formación en humanidades que fuera de la mano y complementara los programas que ofrecía la Universidad. Las directivas de la Universidad empezaban a percibir un debilitamiento en aquella formación que buscaba conjugar la preparación en ciencias básicas con el conocimiento de la historia y la geografía de Colombia, así como de la psicología, la antropología, las humanidades y la sociología. Por ello, y con el fin de revitalizar esta misión humanística de la Universidad, se buscaría reestructurar los departamentos en los cuales recaía la responsabilidad docente de impartir una formación integral, de tal manera que se agruparan en una misma facultad. Dicha Facultad se llamaría de Artes y Ciencias —en un principio llevaría por nombre Colegio de Estudios Generales— y sería oficialmente creada en mayo de 1962. Su primer decano fue el médico Hernando Groot y los departamentos que pasaron a depender de esta unidad fueron los de humanidades, matemáticas, microbiología, química, física, castellano y lenguas modernas.

Exactamente un año más tarde, en mayo de 1963, la Facultad se ampliaría con el nuevo Departamento de Ciencias Sociales, el cual, además de los cursos en sociología e historia, incluiría dos importantes secciones que luego se convertirían en departamentos: la de antropología y la de ciencia política. La sección de ciencia política, bajo la dirección de Fernando Cepeda Ulloa, evolucionaría en departamento a finales de 1996 dado el “desarrollo y la importancia que en pocos años había tomado […] en la vida académica de la Universidad…” (pg. 332, Tomo I). Por su parte, el Departamento de Antropología iniciaría sus actividades en 1964, guiado por Gerardo Reichel-Dolmaff y Alicia Dussán de Reichel, con los propósitos de profundizar en el conocimiento de las formas culturales del país y aprovechar las variadas posibilidades de investigación que ofrecían los distintos campos de la antropología.

Luego, en 1965, la Facultad y la Universidad se fortalecerían con una nueva creación: el Departamento de Historia. Bajo la dirección de Abelardo Forero Benavides, las finalidades de este nuevo departamento serían “por un lado, promover el interés de todos los alumnos por la historia de Colombia, y en general por los estudios históricos. Por otro lado, darles una noción clara del pasado del país, la trayectoria de sus ideas, la formación de sus partidos políticos y sus instituciones, y el aporte de cada uno de sus grandes hombres…” (pg. 344, Tomo I).

La Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

En la década de los ochenta, en medio de un proceso de reformulación y reestructuración que atravesó la Universidad bajo la rectoría de Rafael Rivas Posada, se tomó la decisión de que, para reducir costos y dar mayor eficacia a los procesos internos, era necesario disminuir áreas académicas e integrar programas, entre otras reformas. Como resultado de esta época de cambios, en junio de 1984 se unieron las facultades de Filosofía y Letras y de Artes y Ciencias, de tal manera que esta última desaparecería para dar paso a la Facultad de Ciencias, y la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales pasaría a estar conformada por los departamentos de Humanidades, Psicología, Historia, Antropología, Lenguas Modernas, Ciencia Política y Filosofía.


*Esta historia de la Facultad de Ciencias Sociales fue realizada a partir de los cuatro tomos del libro BELL, G., PINZÓN, P., MORALES, L. y ROJAS, D. Historia de la Universidad de los Andes. (2008). Bogotá: Universidad de los Andes, Ediciones Uniandes.

Inicio Facultad Programas Profesores Investigación Publicaciones Recursos Servicios Noticias Contacto

Facultad de Ciencias Sociales | Carrera 1 No 18A 10 Bogotá, D.C., Colombia Tels: +571 3394999 Ext 2500 Fax: +57(1) 3324539 / 2013 ©